La preparación de adolescentes y jóvenes colombianos para la educación superior

Por: Nicolás Arias Velandia

¿Qué nos dicen las evidencias sobre la preparación de jóvenes colombianos para su ingreso a la educación superior? Las evidencias de diferentes datos nos muestran dos tendencias: concentración de oferta en grandes ciudades, tendencia a encontrar la demanda en dichas ciudades y brecas en los logros entre estudiantes procedentes de zonas urbanas y de zonas rurales. El Líder del Observatorio de Educación del Politécnico Grancolombiano analiza estos índices.

El entorno de los estudiantes reales y potenciales de la educación superior en Colombia

De acuerdo con los datos del Censo Nacional de Población del DANE (2011), la proporción alumnos en zona urbana /alumnos en zona rural se hace mayor en el nivel de educación secundaria y media (4,5235), y desciende un poco en jóvenes y adultos (3,8309). Este índice proporcional es menor en el nivel de básica primaria (2,196885). Los departamentos con mayor proporción urbano / rural, de 5 a 1 o mayor, en educación secundaria y media y en jóvenes y adultos son los siguientes:

Tabla 1. Acceso a educación en departamentos de Colombia con proporción 5/1 entre habitantes urbanos y rurales.

SECUNDARIA Y MEDIA JOVENES Y ADULTOS
AMAZONAS X
ANTIOQUIA X X
ATLANTICO X X
BOGOTA D.C. X X
CASANARE X X
CAUCA X
LA GUAJIRA X
MAGDALENA X
META X
NORTE SANTANDER X X
QUINDIO X X
RISARALDA X
SANTANDER X
VALLE X X
VAUPES X

Fuente: Colombia, DANE (2011).

Este análisis por departamentos nos muestra entonces lo siguiente:

  • Una mayor desproporción de matrículas en secundaria y media solamente entre estudiantes de zona urbana y rural en favor de los primeros en Guajira, Magdalena, Meta, Risaralda y Santander.
  • Una mayor desproporción de matrículas en jóvenes y adultos solamente entre estudiantes de zona urbana y rural en favor de los primeros en Amazonas, Cauca y Vaupés.
  • Una mayor desproporción de matrículas entre estudiantes en secundaria y media, y también en jóvenes y adultos, de zona urbana y rural en favor de los primeros en Antioquia, Atlántico, Bogotá D.C., Casanare, Norte de Santander, Quindío y Valle.

Del mismo modo, en el caso de Bogotá, la población entre 17 y 21 años aumenta constantemente y con ella sus demandas de ofertas de educación. En 2009 esta población fue casi la cuarta parte de la población total nacional en esta franja de edad. La población colombiana muestra un crecimiento sostenido de 2002 a 2009, mientras que la población de Bogotá en este mismo periodo muestra una tendencia al aumento y a una leve disminución hacia el final de dicho periodo. Por lo tanto, el porcentaje que Bogotá aporta a la población del país aumentó constantemente de 16,88 % en 2002 a 23,06% en 2009 (Colombia, DANE, 2011; Departamento de Planeación Estratégica y Evaluación y Aseguramiento de la Calidad, Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano, 2012).

Figura 1. Número de pobladores entre 17 y 21 años en Colombia y en Bogotá D. C.

Figura 1. Número de pobladores entre 17 y 21 años en Colombia y en Bogotá D. C., y porcentaje aportado por Bogotá a dicha población a nivel nacional (fuente: Colombia, DANE, 2011)

La respuesta institucional a las condiciones de estudiantes reales y potenciales de la educación superior en Colombia

Ante el panorama anterior cabe preguntarse, ¿cuál ha sido la respuesta de las ofertas de educación superior? La respuesta en cifras del Ministerio de Educación, ilustradas en la tabla, indica que el número de programas presenciales sigue siendo mucho mayor que los programas a distancia tradicional y a distancia virtual: es una proporción casi de 10 programas presenciales por 1 programa a distancia presencial y virtual (Colombia, SNIES, 2014).

Tabla 2. Porcentaje de estudiantes en Colombia y en Bogotá por niveles de formación y por modalidades de oferta de educación superior.

Nivel de formación Modalidad Colombia Bogotá % Bogotá
Técnico Profesional Distancia (Virtual) 60 14 23,3%
Distancia (Tradicional) 74 31 41,9%
Presencial 1333 481 36,1%
Total 1467 526 35,9%
Tecnológico Distancia (Virtual) 58 17 29,3%
Distancia (Tradicional) 278 84 30,2%
Presencial 2680 597 22,3%
Total 3016 698 23,1%
Profesional Distancia (Virtual) 57 30 52,6%
Distancia (Tradicional) 365 106 29,0%
Presencial 5166 1103 21,4%
Total 5588 1239 22,2%

 

Fuente: Colombia, SNIES (2014)

La cobertura de programas virtuales ha crecido gracias al aumento de cobertura educativa en Bogotá, que desde el inicio de esta medición concentra la mayor oferta de este tipo de programas, de 2002 a 2009 aumentó la cobertura de programas de educación superior del 55% al 75%. Sin embargo, el aumento en el resto de país fue apenas del 17,70% al 23,01% (Colombia, SNIES, 2014; Departamento de Planeación Estratégica y Evaluación y Aseguramiento de la Calidad, Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano, 2012).

Figura 2. Cambio en el tiempo del porcentaje aportado por Bogotá y por otras regiones al número de estudiantes en educación superior (fuente: Colombia, DANE, 2011).

Las tendencias que muestra la tabla son las siguientes:

  1. En la formación en nivel técnico profesional, las dos modalidades a distancia suman menos del 10% de la oferta de programas en Colombia y el 65,2% de este 10% se concentra en Bogotá.
  2. Cerca del 15% de los programas de formación tecnológica pertenece a las dos modalidades de educación a distancia, y el 59,5% de este 15% se concentra en Bogotá.
  3. En el caso de la formación profesional, los programas a distancia virtual y a distancia tradicional juntos suman apenas el 8% de la oferta en Colombia, y de dicho 8% un 81,7% se concentra en Bogotá.

El interrogante que ahora puede plantearse es si la oferta y su crecimiento en el país son coherentes con el aumento de su población entre 17 y 21 años. El aumento de la cobertura a estudiantes es general en todo el país de 2002 a 2009, pero buena parte de esta es producto de una extensión de la cobertura en Bogotá, que a veces parece aumentar a costa del crecimiento a un ritmo menor de la cobertura en otros lugares del país.

Del mismo modo, entre 2002 y 2009 aumentó la población total cubierta por los programas de educación superior. Este crecimiento es más del doble en Bogotá en este periodo, mientras que en el resto del país es de solamente el 40%. Esto concuerda con un tercer dato: el porcentaje de población cubierta que aporta Bogotá crece casi de manera constante desde 2002, cuando es un 38,69%, hasta 2009, cuando es un 49,41%.

Figura 3. Número de estudiantes que son cubiertos por la educación superior en Bogotá y en otras regiones de 2002 a 2009 (fuente: Colombia, DANE, 2011).

En términos generales, se observa que en relación con la población de jóvenes entre 17 y 21 años en Bogotá, la oferta de programas es coherente. No obstante, si se compara la tendencia al aumento de la cobertura y de los estudiantes, se evidencia una gran brecha entre Bogotá y el resto del país (Departamento de Planeación Estratégica y Evaluación y Aseguramiento de la Calidad, Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano, 2012). Si no se hace algo al respecto, esta brecha probablemente seguirá aumentando.

Estos datos plantean tres retos fundamentales a las entidades oferentes de programas de educación superior para estudiantes entre 17 y 21 años:

  1. Ante un aumento cada vez mayor de la oferta educativa en Bogotá, se debería poder ofrecer programas de calidad y con diferentes opciones para los distintos tipos de estudiantes que tiene la ciudad. Este reto es tanto para los programas presenciales como los virtuales.
  2. Es urgente generar oportunidades de acceso a la educación superior, sobre todo por fuera de Bogotá, donde el acceso a esta crece a un ritmo más lento que en dicha metrópoli. Esto compromete significativamente tanto a las modalidades alternativas como a la educación presencial clásica para que contribuyan al crecimiento de este acceso.
  3. Para hacer viables las formas alternativas de estudio como las modalidades virtuales, es necesario realizar estudios amplios sobre muchos factores (de los estudiantes, los programas y las instituciones) para definir qué puntos tienen incidencia en el éxito o la deserción de estudiantes en todas las modalidades de programas de educación superior.

El logro educativo de los estudiantes colombianos de distintas zonas, antes y durante la educación superior

Los resultados de las pruebas ICFES Saber 11, analizadas en su curso histórico de 2006 a 2010 (Colombia, ICFES, 2014), muestran lo siguiente:

  • Hay una tendencia a que los estudiantes de colegios o escuelas oficiales rurales tengan menor desempeño en el promedio de pruebas genéricas que se aplicaron de 2006 a 2010. Esta diferencia no se da entre los colegios rurales y los colegios urbanos privados.
  • No se observan diferencia entre los estudiante rurales y urbanos oficiales en matemáticas, pero sí una tendencia negativa en los rurales desde 2007 en y un aumento en los urbanos de un punto en 2010 en calendario A. Los colegios privados de ambas zonas tiene mayor variabilidad que los oficiales.
  • Se observan mayores promedios en los colegios urbanos oficiales que en sus pares rurales en la prueba de lenguaje en calendario A y diferencias de promedios entre estas zonas en calendario A. Los colegios privados de ambas zonas muestran promedios más altos y tienen mayor variabilidad en sus puntajes que los oficiales.
  • La misma tendencia del punto anterior en colegios rurales y urbanos oficiales en pruebas de ciencias naturales y ciencias sociales.
  • Colegios oficiales rurales registran los menores promedios, seguidos por los oficiales urbanos. Esta desventaja tiende a ampliarse en matemáticas, a mantenerse en ciencias naturales y ciencias sociales y a disminuir en lenguaje.

Así mismo, el reporte de resultados de las pruebas PISA-OCDE 2012 (Colombia, ICFES, 2013) muestra dos resultados interesantes en el mismo sentido:

  • Los estudiantes de las ciudades de Bogotá, Medellín y Manizales tienen puntajes más altos que los estudiantes evaluados en otras regiones del país en las pruebas de lenguaje, ciencias y matemáticas que se aplicaron en esta evaluación.
  • Las puntuaciones en las pruebas tienden a ser más altas en los estudiantes que residen en ciudades grandes, comparadas con los estudiantes de otras zonas o de escuelas rurales.
  • Existe correlación entre el tamaño de la matricula (cobertura de educación a los estudiantes de la región) y puntuaciones en las zonas de estudiantes de 15 y 16 años que presentaron las pruebas.

N Arias EDUCACIÓN SUPERIOR PRESENCIAL Y VIRTUAL

Leave a Reply

Contáctenos

Si está interesado en contactarnos puede encontrarnos en las siguientes direcciones y formas de contacto:

OBSERVATORIO DE EDUCACIÓN

Calle 57 No. 33-00.
Bogotá D.C., Colombia.​

Teléfono: 7455555

Correo electrónico: [email protected]